Skip to content

TERMINEMOS la pobreza, juntos.

«Fundación contra el hambre entiende lo que se necesita para sacar a una comunidad del ciclo de la pobreza hacia un nuevo paradigma de revitalización, despertar espiritual y dignidad»

Nate Poetzl, Lead Pastor of Faith Chapel

NUESTRA HISTORIA

Food for the hungry se hace presente por primera vez en la República Dominicana respondiendo a su llamado de atender a los más vulnerables durante el huracán David en 1979. Posteriormente la organización se establece de forma definitiva en suelo dominicano estableciendo una oficina en la ciudad de Santo Domingo con el fin de alcanzar a los más vulnerables en comunidades muy remotas en toda la isla.

Por medio de sistema humanitario, asistencia y programación de desarrollo infantil la organización se deja sentir en el país brindando ayuda a los más necesitados. En la actualidad FH continua haciendo lo que desde el día uno dio inicio a que ya hoy sean 55 comunidades repartidas entre las tres zonas donde estamos más presentes. Zona Fronteriza, Monte Plata y El Tamarindo, esta última la única zona periurbana en Santo Domingo oriental.

QUE HACEMOS

Trasformamos los recursos de las comunidades en fuentes de vida para las personas. Limpiamos el agua y la hacemos apta para el consumo, llevamos alimentos en tiempo de crisis y educación igualitaria para niños y niñas. Empoderamos a la comunidad con cursos técnicos y le entrenamos para ser fuertes en situaciones difíciles del día a día. Nos alegra ser los invitados de la comunidad y las oportunidades que nos dan de caminar junto a ellos creando los proyectos que nos piden apuntando a terminar la pobreza de forma holística.

QUIENES SOMOS

Somos caminantes, quienes junto a las comunidades en nuestro andar descubrimos todo un mundo de crecimiento que por mucho tiempo ha estado oculto bajo las sombras de todo tipo de pobreza humana. En nuestro caminar apoyamos el esfuerzo que los más vulnerables han intentado dar sin ayuda alguna, llegamos y nos unimos a su equipo. No caminamos por ellos, caminamos junto a ellos, no somos sus ojos, mejor unimo nuestra visión y vemos lo imaginable. Florecemos y al dar los frutos sabemos que podemos movernos de una comunidad graduada que replica nuestro corazón y nos lleva a lo más alto mientras nos movemos en busca de nuevos miembros que pronto verán y serán testigos de nuestro trabajo que es relacional

EL PLAN DE SALIDA

Celebramos graduar comunidades de la pobreza extrema, salir de la comunidad es nuestro sueño. Es ver cumplida nuestra meta inicial, salimos, dejando una comunidad fuerte, entrenada, autosotenible y capaz no solo de continuar libre de la pobreza, sino de multiplicar el conocimiento en generaciones por venir.

Play Video

Estamos destinados a este trabajo

Servir es nuestro llamado, es nuestra naturaleza. Contamos con colaboradores que alegremente van al campo porque servir no es nuestro trabajo, es nuestro estilo de vida y pasión. No descansamos hasta que la pobreza en todas sus dimensiones termine.

Únete a nuestro equipo

Ven a trabajar con nosotros! ¡Acabemos con la pobreza, juntos!